Home Competición Renault Megane Trophy Eurocup 2005

Renault Megane Trophy Eurocup 2005

written by Héctor Jáñez 5 octubre, 2019
Renault Megane Trophy Eurocup 2005

En la actualidad, es probable que Renault se posicione como una de las firmas más activas en lo que a la ordenación de copas monomarca se refiere. Desde las ya distantes Coupe d,Europe nacidas con los Renault 5 Alpine a mediados de los 70, los trofeos protagonizados por vehículos de rombo en capó alcanzaron su momento más álgido en los años 80, con aquellos imperiosos y exclusivos GT´s de seis cilindros. En el mundo contemporáneo, los galos no han descuidado aquellas tradicionales prácticas, labrando sobre sus compactos pertinentes las especificaciones necesarias para cocinar una copa monomarca que si bien, no fue precisamente un adalid de la sensación, si nos dejó en cambio un buen puñado de maquinaria muy sugestiva.

Megane_Trophy_04_900pxAdquiría el apellido Trophy, y se basaba en la versión deportiva gestada previamente por Renault Sport, el ya célebre Megane R.S. de 225cv. Con una media de treinta pilotos para debatirse hasta en ocho escenarios diferentes, la Renault Eurocup Megane Trophy aterrizaba en un ya olvidado 2005. Aunque lo verdaderamente emotivo en esta cita es la receta, el turrón que Renault Sport elaboró para aderezar aquella temporada.

Maquinaria de altos vuelos.

Era evidente que los cimientos partirían de un chasis tubular, y que las dimensiones de la carrocería se acrecentarían hasta el límite. Así, unos pasos de rueda ensanchados, gigantescos difusores y un buen ejército de tomas de aire, dieron presentación al monstruoso compacto. El bloque V6 de 24 válvulas, con código interno V4Y, es el ya conocido por algunos turismos de la firma algo más conservadores, como en el caso de la inmortal Espace en su versión más prolifera o del desterrado Velsatis. Cabe destacar que esta mecanización es una equivalencia directa al bloque titulado VQ35DE. Un viejo conocido por muchos, al estar este alojado en monturas niponas como el Nissan 350Z, entre otros.

de6d7792a73f01bfc38bf145be2f83cd


Sin demasiado esfuerzo. El bloque de seis cilindros a 60º, homólogo de la serie VQ de Nissan, superaba sin inmutarse los 300cv.


El sistema electrónico iba capitaneado por Magneti-Marelli en aras de un rendimiento óptimo del bloque de seis cilindros, alojado para la ocasión en posición central trasera. La caja de cambios semiautomática, proporcionaba al piloto una gestión potencial idónea que se transmitía a unos neumáticos de elaboración específica firmados por Michelin, titulados Pilot Sport PS2. El conjunto reducía su potencial sobradamente mediante un equipo de frenos equivalente en seis pistones para el tren delantero y en cuatro para el trasero. En pocas palabras, todo un sucedáneo de los más puros GT´s de altos vuelos.

También te puede interesar