Home Competición Bathurst 1986. HDT Holden Commodore VK Grupo A, Peter Brock & Allan Moffat.

Bathurst 1986. HDT Holden Commodore VK Grupo A, Peter Brock & Allan Moffat.

written by Héctor Jáñez 19 marzo, 2021
Bathurst 1986. HDT Holden Commodore VK Grupo A, Peter Brock & Allan Moffat.

 

El motorsport de Australia a menudo es definido a través de nombres de leyenda, como Peter Brock o Allan Moffat. Son nombres que los aficionados llevamos gravados a fuego, en especial el de Brock, quien por desgracia nos dejó demasiado pronto. Un saludo allá donde estés campeón. No te olvidamos. Allan Moffat es el segundo hombre, un piloto experimentado, con carácter, muy técnico, y cuyo palmarés podría ser la envidia de muchos conductores con carreras más longevas. Estos dos astros del volante, inusualmente fusionaron sus talentos para conquistar el ambicionado Bathurst 1986. De forma inédita, los aficionados presenciarían en exclusa a dos de sus más hábiles asiduos, y como éstos lograban la última victoria bajo el nombre de HDT (Holden Dealer Team) en la Wellington 500, celebrada en el mes de enero.

Ahora nos remontamos a 1980, cuando Peter Brock se convierte en el accionista mayoritario del equipo HDT, el cual contaba con el soporte oficial de Holden desde su fundación, en 1969. Brock gestionó el equipo simultáneamente como distribuidor, comercializando algunos Holden Commodore como vehículos especiales, definidos por el distintivo Holden Dealer Team. En aquel entonces, HDT construyó seis chasis inspirados en la generación VK del Commodore, todos ellos bajo especificaciones del Grupo A. Los coches nacieron envueltos en la bandera roja, azul y blanca de Mobil 1, y aún a día de hoy sobreviven preservando su ubicación original en territorio australiano. De las seis joyas manufacturadas por HDT, si cabe destacar una solo, esa sería el chasis #HDT14, pilotado al unisono por las dos leyendas citadas, en 1986.

 


Fue una época grandiosa, donde los Commodore o los Falcon, eran prácticamente una equivalencia de vehículos NASCAR con un carácter proactivo.


 

 

La clasificación para la edición número 27 del evento de resistencia celebrado en el circuito de Mount Panorama, dio comienzo el 4 de octubre de 1986. Los dos pilotos contaban entre ambos 12 victorias en total sobre el trazado de la montaña. Brock lideraba la lista con ocho victorias, mientras que Moffat contaba cuatro. Se trataba de un equipo casi de fantasía, con el que los aficionados jamás hubieran soñado. Un año antes, en 1985, los Holden Commodore habían tenido una pobre actuación a lo largo de toda la temporada. Los pesados sedanes no fueron rivales para los BMW 635CSi o los Nissan y los Volvo con motores turbo y carrocerías más ligeras. La cosa cambió en los eventos de resistencia. Los poderosos V8, permitían soportar en la pista altos regímenes durante prolongados periodos de tiempo, y las cualidades del Mount Panorama, facilitaba un buen acondicionamiento para los robustos sedanes de cuatro metros y medio.

 


Ver a Allan Moffat pilotando el Holden número 05 fue algo conceptual. Sería un equivalente de ver a Messi con la camiseta del Real Madrid.


 

Estos nuevos Holden VK, fabricados para la temporada 86, gozaban de un bloque V8 de 4.9 litros. Se trataba de los prolíficos 304, derivados directamente de los Small-Block comercializados en Norteamérica por la matriz General Motors. Como buena mecánica de competición, este era un bloque de carrera corta, denominado V7X, que ofrecía un mejor rendimiento que los anteriores V5H de 5.0 litros.

 

 

El punto álgido de la historia llega durante la sesión de calificación, celebrada un día antes de la carrera. Todo parecía ir sobre ruedas, —nunca mejor dicho— hasta que Moffat pierde el control del VK y termina en un fuerte choque frontal al pie de la recta de enlace de Skyline. Allan Moffat explicó como su rueda trasera derecha perdió adherencia al entrar en contacto con la arena que se extendía sobre los límites de la pista. Este tipo de incidentes es muy común en Mount Panorama, definido por varias curvas rápidas y eses, en las que se requiere un chasis con una pronunciada rigidez. La gran mayoría de estos coches son máquinas sumamente acondicionadas, y aún con eso, en muchos casos el conjunto termina por deslizarse, perdiendo adherencia hasta los límites de la pista. Esto no siempre acaba en tragedia si se ejecuta un buen equilibrio entre freno y gas, pero en este caso, Moffat permitió que el coche perdiese demasiada adherencia, probablemente por un exceso de acelerador. Una vez en contacto con la arena, el conjunto se desliza hacia la izquierda mediante el clásico coletazo, y sin ningún margen posible, acaba estampado contra el muro de Skyline. El Holden rebota y recupera su posición, continúa su trayectoria en línea recta por inercia y se detiene campo a través en la entrada de McPillamy Park. Afortunadamente Moffat no sufre ningún daño, baja del vehículo por su propio pie y rápidamente valora los daños del coche.

 


El HDT de Brock fabricó hasta 500 Holden Commodore VK Grupo A de calle para consumar la homologación del modelo.


 

Todo el frontal del vehículo quedó destrozado, probablemente con daños internos importantes. El equipo de HDT trabajó durante toda la noche para reconstruir el coche a todos los niveles y devolverlo a la pista al día siguiente. Algo similar sucedió durante la celebración del Hardies Heroes 1983. Las reparaciones nocturnas del Ford Falcon de Dick Johnson, estuvieron tan apuradas que al día siguiente en la parrilla la pintura aún estaba fresca.

Al final, Brock y Moffat no lograrían más que un quinto puesto en la montaña. Allan Grice y Graeme Bailey lograron la victoria en un Holden VK Commodore del equipo Roadways Racing. Habían definido grandes actuaciones superando al Holden oficial de HDT, a pesar de ser un equipo con un bajo presupuesto. El chasis #HDT14, utilizado aquella temporada, terminó por convertirse a especificaciones VL. Brock lo utilizaría para el debut oficial de Crompo (Neil Crompton), en 1987. Las últimas referencias de este chasis dicen que fue puesto a la venta a principios del año pasado.

 

 

 

 

Fuente de la imágenes: Desconocido.

Contacto: docecilindros@gmail.com

 

También te puede interesar