Home Competición No fue un coche de carreras, fue “El Coche de Carreras” Porsche 956. El Rey de Le Mans.