Home Competición Nissan Primera Superturismo: el gran portador del SR20.

Nissan Primera Superturismo: el gran portador del SR20.

written by Héctor Jáñez 7 julio, 2018
Nissan Primera Superturismo: el gran portador del SR20.

Siempre es reconfortante el poder imaginar un viaje exprés a Japón, tierra exótica de escenarios paradisíacos, exquisita gastronomía y de una cultura absoluta envidiable. Y es por descontado que esta última, incluye en sus desmedidos índices el vínculo automovilístico, el cual fue bautizado desde tiempos remotos como ‘el mundo o rollo japo’. Se trata de un proscenio que, ha instigado a miles de fanáticos de todas las partes del mundo a afiliarse a esta gran pasión por la grasa y la gasolina, y como no podía ser de otra forma, Japón como país soberano, albergó como otros muchos su propia serie de superturismos. Se titulaba JTCC, y a lo largo de su marcha, experimentó varias regulaciones concernientes tanto al Grupo A, como a los Super Touring. Aquella serie de resoluciones permitió al campeonato insular, acoger además de a su propio producto autóctono, a una buena parte del material extranjero más reconocido. BMW, Alfa Romeo o Vauxhall/Opel, cogieron su propio ticket de ferry para obtener su puesto en las parrillas niponas.

1cc898208e11a891f4e0d0602ceaf43e-700

Fue a partir de 1994 cuando el campeonato revocaba las leyes del Grupo A, en aras de implantar la normativa Touring Car, más tarde rebautizada como Supertouring. Las regulaciones hablaban de motores de 2.0 litros, con optativa a cualquiera que la marca tuviese en producción, independientemente del modelo de procedencia. Los susodichos gozarían de un régimen máximo de 8.500 rpm, para una carrocería visualmente invariable de 950 Kg. Eran los cuerpos sedan, los que comenzaron a posicionarse sobre las parrillas, con igual o más frecuencia que los coupés, si bien estos vinieron dominando la competición. Unidades como los Skyline C10 o los Mazda Savanna RX-3, impusieron su hegemonía desde el nacimiento de la serie nipona.


NISMO, Hoshino Racing o Hasemi Motor Sport, fueron algunos de los equipos más destacados durante la era dorada del superturismo japonés.


La llegada del Nissan Primera TE P10 fue toda una demostración, un golpe sobre la mesa protagonizado por la majestuosa serie mecánica SR20DE. El bloque multiválvulas, con culata de aluminio y sincronización variable de válvulas, estaba definido por un carácter cuadrado de 86×86. Aunque fue utilizado en versiones turbocargadas de alto rendimiento, la dotación elegida para el Nissan Primera en concreto, fue la de la aspiración natural, que bien podría considerarse de igual manera como un prodigio, gracias en parte a las posibilidades y los límites que esta alcanzaba sin necesidad de recurrir a la sobrealimentación.

ed7ebb48b0a29ba83b76d1f5df288325-700

Teniendo el patrón, era inminente la forja de un guerillero de las pistas. Nissan Motorsport comenzó las labores sobre el chasis, siendo estos construidos para las versiones europeas por Janspeed UK. La reconstrucción completa del bloque, nutrido de componentes forjados, alcanzaba los 290 cv, que se gestionaban a través de una caja secuencial de 6 velocidades firmada por Hewland. Un kit de embrague Tilton y un equipo de frenos por AP Racing, completaban a uno de los superturismos más explosivos de los años 90. El coche, significativamente caído al suelo mediante unas suspensiones Penske, se calzaba con unas llanta Dymag de 19 pulgadas. Todo un clásico de los superturismos de pura raza.


El Nissan SR20DE fue equipado hasta en 15 modelos diferentes de la marca de Yokohama, estando hoy en día a la cabeza de las demandas de los bloques de 16 válvulas.


a93af4347d0087bdb48b3c17c790d97f

Visualmente con poco, el Nissan Primera vestía cual dirigente, con un porte el cual a mí, personalmente, siempre me ha resultado predilecto. El coche fue conducido por celebridades nacionales como el expiloto de Fórmula 1 Luis Pérez Sala, con el que se presentó tanto en el CET (Campeonato de España de Turismos), como en el WTCR, el World Touring Car Cup o Copa Mundial de Turismos. Un año más tarde pasó al ilustre Campeonato Británico —BTCC 1996— donde fue pilotado por Owen McAuley y Jamie Spence, mientras que en su tierra natal, estuvo al servicio de Masahiro Hasemi y Kazuyoshi Hoshino, del Hasemi Motosport y del Impul Team respectivamente. Tuvo una importante presencia por igual en Asia del Sur y como no, en las apasionantes Macao, en manos de pilotos como Rui Valentine.

La cuestión es que normalmente cuando se habla de superturismos, de leyendas evocadas por la nostalgia, el Nissan Primera no suele ser un regular recurso. Son otros los nombres más habituales que se apoderan del recuerdo, siendo este vehículo el claro pretexto de aplicarle el prefijo ‘Super‘ al término turismo.

También te puede interesar