Home Competición Volvo y la BTCC fueron la pareja ideal, y su progresiva historia habla por sí sola.