Home Competición El BMW e36 que arrasa en Nordschleife.

El BMW e36 que arrasa en Nordschleife.

written by Héctor Jáñez 8 mayo, 2017
El BMW e36 que arrasa en Nordschleife.

Por Héctor Shavershian.

El BMW e36 es uno de los últimos deportivos bávaros que ha comenzado su periodo de extinción bajo la demanda y posterior destrozo en las distintas modalidades de slalom y drift. Con motivo de su prematura desaparición, hemos podido ver como los precios de las unidades de 6 cilindros, e incluso las de 4, se disparaban desorbitadamente casi a ritmos trimestrales, posicionándose de esta forma entre uno de los modelos de los años 90 más demandados en Europa durante los últimos años.

Hoy en día, precisamente a través de las incesantes presentaciones de nuevos vehículos de alto rendimiento, Nürburgring está más presente que nunca. Todo el mundo quiere poner a prueba su mecánica en las selváticas carreteras del circuito más famoso del siglo XXI, y más en concreto, los ingenieros que tanto estudian la conducta de cada uno de los elementos que conforman sus últimas producciones.

maxresdefault

Nuestro protagonista no constituye una novedad en el mercado actual, ni tan siquiera es un modelo medianamente moderno. De hecho, es un BMW M3 e36 fabricado entre 1995 y 1998, equipado con el célebre motor de 6 cilindros en línea que comenzó a dar vida a una de las sagas más famosas de Alemania. Esta versión en concreto, fue la más desarrollada que lanzó el fabricante bávaro para aquella generación. Equipa el motor S50B32 de 3.2 litros y rinde 321 cv por aspiración natural. Recordemos que previamente también hubo un M3 e36 con un motor de 3.0 litros y 286 cv que incorporaba una caja de cinco velocidades en lugar de seis, y que estaba exento del sistema de distribución variable doble VANOS.

El afortunado dueño de este peculiar M3 e36, Alex Hardt, frecuenta las curvas del infierno verde de manera habitual, por lo que está más que familiarizado con su BMW y con el crono. Teniendo en cuenta esto, podemos obviar que Alex tiene parte de los deberes hechos, pero además, por lo poco que podemos analizar sobre las imagenes que nos brinda en su Instagram, el aspecto que presenta este e36 delata sin disfraces ciertas modificaciones que mejoran tanto su dinámica, como estoy seguro, su rendimiento final. A pesar de que su puesta a punto sea una obviedad para todos, su dueño aún no ha querido dar detalles sobre ese aspecto.

El tiempo que tarda en dar una vuelta completa al infierno verde este e36, es de nada menos que 7 minutos y 25 segundos.  Y por si no estás familiarizado con los récords, o con los tiempos más frecuentes de Nürburgring según las motorizaciones de cada vehículo, para que te hagas una idea, un BMW M4 GTS (el BMW M4 más bestia y más tecnológico que hay hasta la fecha) logró hacer un tiempo de 7 minutos y 28 segundos.

Este viejo e36 ha logrado igualar el tiempo de colosos como el Ferrari Enzo, el Lamborghini Aventador o el Mercedes SLS AMG. Precisamente días atrás, antes de lograr esta espectacular vuelta en el circuito alemán, Alex cerraba una vuelta de 7 minutos y 31 segundos, asegurando que tras realizar ciertos ajustes a su misteriosa mecánica M3 que tan en secreto guarda, volvería a intentarlo para mejorar aquel tiempo. Dicho y hecho.

También te puede interesar