Home Actualidad BMW 540i #e39. Lobo con piel de burgués. M62B44 1995/2003

BMW 540i #e39. Lobo con piel de burgués. M62B44 1995/2003

written by Héctor Jáñez 19 junio, 2017
BMW 540i #e39. Lobo con piel de burgués. M62B44 1995/2003

Desde que tengo uso de razón siempre supe diferenciar lo que era un coche de verdad. No obstante, hubo una época donde el principal criterio que utilizaba la mayoría de personas de mi entorno, para calificar un coche, se basaba en el roído cliché: “sólo es un medio de transporte que te lleva del punto A al punto B” Tras comenzar a coleccionar miniaturas como un poseso y a empaparme con el característico olor de la gasolina sin catalizar, mi concepto de lo que debía ser un auténtico coche comenzaba a recogerse sobre teorías más bien distintas. Un auténtico coche debía ser dinámico y cómodo, dentro de unos cánones, tener trabajado su coeficiente de penetración y además,  ofrecer cierto nivel de potencia bajo el pedal derecho. Una maquinaría cuyo carácter no dejara indiferente a nadie, en ningún punto de su cuentarrevoluciones. Además, debía lucir una carrocería funcional y a ser posible espaciosa, que emulsionara con cierta discreción la elegancia y la ansiada deportividad. Entonces apareció el BMW e39. Por fin se presentaba un coche adaptado a la doctrina de la elaborada receta. El coche casi perfecto.

BMW-5-Series--E39--1125_49De vez en cuando, a los locos de los coches nos da por divagar durante horas por los clasificados online, sobre todo olisqueando unidades por las que sentimos especial predilección. Suelen ser en su mayoría coches que, conceptualmente al resto de mortales son un despropósito o una estupidez como tal. Con lo cual, no me cogió por sorpresa, cuando hace algún tiempo descubrí los precios con los que se tasan hoy en día los 540i E39.

Es cuanto menos descabellado, que ciertos modelos sin chispa ninguna se estén revalorizando exponenciálmente, mientras que máquinas de precisión como esta que nos ocupa, prevalezcan impasibles ante los ojos del cliente medio. Aunque en cierto modo, esto suponga una ventaja para los que de verdad apreciamos una buena obra de ingeniería, sigue siendo sorprendente. En la actualidad, poder hacernos con una buena unidad 540i por precios que rondan entre los 4.000 y los 6.000 euros, es algo demasiado bonito, valga la redundancia, si el interés por la tecnología y el carácter de un coche como este, actualmente está inmerso en un inexplicable periodo letárgico. Por suerte o por desgracia. ¿Quién sabe?


El cuero era el material predominante en su interior, desde sus asientos, hasta los paneles de las puertas. La madera de nogal le daba el toque señorial a este revolucionario de los 90.


El 540i es la pura materialización del caracter generacional bávaro. Ver aparecer a un portento así en un remoto 1995, era todo un espectáculo. Incluso ahora en 2017, muchas de las unidades decentes que se ven circulando, aún conservan un gran porte de vanguardia.

BMW-5-Series--E39--1125_50En 1995 este BMW presumía de un interior amplio, funcional y cómodo, que se bañaba con los mejores materiales. Su puesto de conducción es perfecto, como el del 99% de los BMW. Todas las regulaciones, tanto la de los asientos, los reposacabezas, los espejos y el volante son de accionamiento eléctrico, cual veterano teutón. Ofrece todos los extras vanguardistas para el disfrute de una conducción confortable, además de un remate sublime. Eso sí, no busques las tediosas pantallas táctiles o luces LED, esto es un coche.


En incontables ocasiones la prensa especializada ha tachado al E39 como el mejor Serie 5 jamás fabricado.


Pero lo mejor de este discreto BMW es lo que oculta bajo su kilométrico capó. Y es nada menos que un descendiente directo del célebre motor M60. Esta familia de V8 a 90º, nacía a mediados de los 80, mediante un avanzado sistema informático denominado CAD, (diseño asistido por ordenador) que además de lograr unas dimensiones bastante ajustadas, gestaba un conjunto de gran ligereza. Como patrón original, el M60 trabajaba mediante 32 válvulas, que se resguardaban bajo dos tapas de magnesio, contaba con una distribución accionada mediante cadena doble y tensor autoajustable, y montaba el clásico colector de admisión de material plástico. Tanto el bloque como la culata se fabricaron en aluminio, para que finalmente el conjunto V8 arrojara en báscula un exiguo peso de 175 Kg. No está nada mal, si tenemos en cuenta que motores como el polivalente 4 cilindros en línea 1,6 CVH de Ford, o el MZ V6 que equipan los Camry de Toyota, rondan entre los 127 Kg y los 180 Kg de peso respectivamente.

1200px-BMW_M62B44Durante el mismo año en que el E39 aterrizaba en el mercado, el motor ahora rebautizado como M62, se estrenó en la berlina con algunas diferencias. Los cilindros del nuevo V8 estaban fabricados en aleación de aluminio Alusil, montaba bielas forjadas y en lugar de doble cadena de distribución, incorporaba una única. A partir de 1998, por suerte o por desgracia, los M62 pasaron a montar el sistema de distribución variable VANOS, por lo que personalmente, recomendaría adquirir una unidad de entre 1995 y 1997.


El M64B44 es un robusto 4.4 litros que ofrenda 286cv a 6.250 rpm y un par máximo de 432 Nm. Logra un 0 a 100 Km/h en tan solo 6,4 segundos, a pesar de ser un peso pesado.


Los 286cv del 4.4 litros son muy generosos, ya que pese a su condición de atmosférico, la potencia está disponible para complacer al conductor, casi en cualquier rango de revoluciones, transmitiéndose al asfalto con seguridad y contundencia. Este coche te pega al asiento desde parado, y la verdad que cuando analizas un motor con estas cualidades, realmente te hace pensar, en que si todas las obras mecánicas fueran de este nivel, la turboalimentación podría haberse muerto de hambre.

BMW-5-Series--E39--1125_20El modelo tenía una prodigiosa visión de mercado, no desprecia a nadie. Se ofrecía con un cambio automático (un tanto tedioso) de 5 relaciones, gestionado mediante una caja ZF 5HP30, aunque por otro lado, BMW nunca ha despreciado al conductor purista, (al menos hasta ahora) incorporando al 540i la brillante caja manual de 6 relaciones Getrag 420G, procedente del mismo M5.


Tenía un coeficiente de penetración de tan solo 0,31. No está nada mal para una berlina de más de 1.600 Kg nacida a mediados de los 90.


Curiosamente, circulando a velocidades de crucero y dentro de los límites de la legalidad, este V8 no es demasiado bebedor. A pesar de sus 1.660 Kg de peso, se pueden lograr consumos de 8,5 litros a los 100, si sabemos disfrutar plácidamente del confort y el lujo de esta berlina. Vale que en ocasiones se nos dispare el instinto Cecotto, pero cada cosa a su tiempo. Este es un coche que sirve para todo, y por eso, no me ruborizo catalogándolo como una de las mejores berlinas de la historia.

BMW-5-Series--E39--1125_22En fin. Que no solo es el Serie 5 que más éxito comercial ha disfrutado hasta la fecha, si no que además dispone de una versión bastante exótica que enigmáticamente, está muy infravalorada en nuestro mercado. Creo que sin duda es el mejor momento para hacerse con una unidad en condiciones, a un precio irrisorio, y por supuesto, disfrutar de todo lo que ofrece, que no es poco. Es uno de los pocos M camuflados que, con unas pocas reformas en su mecánica, puede desarrollar un potencial enorme. De aquí a unos años, quizás cuando el mercado de ocasión se libere de todas esas quiméricas leyes de oferta y la demanda, las cuales le vienen atormentando en los últimos tiempos, este coche comience a valorarse como se merece. Entonces, sin duda los beneficiados serán los que hoy día sabemos valorar obras de este calibre.

 

También te puede interesar