Home Competición Audi A4 B5 Super Touring #BTCC 1995. El Audi de la discordia.

Audi A4 B5 Super Touring #BTCC 1995. El Audi de la discordia.

written by Héctor Jáñez 7 septiembre, 2017
Audi A4 B5 Super Touring #BTCC 1995. El Audi de la discordia.

Por Héctor Shavershian.

La temporada de 1995 estaba a punto de dar comienzo, y Audi estaba preparada para debutar en el Super Touring Word Cup con una herramienta temible. Que herramienta, y que debut.. El A4 B5 BTCC supuso un punto de inflexión en lo que entonces eran las carreras de turismos más importantes del mundo. Aquel precioso coche plateado con cuatro enormes aros rojos peregrinando sendos lados de la carrocería, se cameló a toda una generación apasionada por los coches de Ingolstadt, y por supuesto, desató aversión a partes iguales entre los que entonces fueron sus rivales. La BTCC ya de por sí era una competición que año tras año transcurría a flor de piel, la rivalidad era inmensa, los turismos enfrentados al límite prácticamente arrojaban rendimientos semejantes y precisamente la llegada del A4 con un pellizco de superioridad, desató un cúmulo de discordia.

1996_Audi_A4_Quattro_BTCC_2race_racing_a_4___f_2048x1536

El evolucionado sistema de tracción quattro fue fundamental en el rendimiento tiránico del A4. La capacidad de tracción en las salidas, era infinitamente superior al del resto de la parrilla y su paso por curva se imponía ante el de sus rivales de tracción trasera, como los BMW y los Mercedes, o los de Renault Laguna, Opel Vectra o Nissan Primera de tracción delantera. 


Este Audi A4 fue la envidia de todos los boxes de carreras. Su tecnología llego sin duda adelantada a su época.


No sólo fue su superioridad haciéndose un hueco en pista mientras castigaba los pianos en cada curva, aquella carrocería plateada lucía un especial atractivo mientras se dejaba dominar por los gigantescos cuatro aros rojos tatuados en sus laterales. Las llantas OZ de 19 pulgadas, arropadas por los neumáticos slicks de competición, se encargaban de transmitir al asfalto los 305 cv mediante ambos ejes. Era una verdadera bestia domesticada, segura, eficaz e implacable. 

1996_Audi_A4_Quattro_BTCC_race_racing_a_4_______d_1600x1200

Durante las primeras pruebas, sus rivales fueron sorprendidos o más bien sometidos a su superioridad, su dinámica, sus cambios de peso.. El piloto alemán Frank Biela se proclamó campeón de las rondas iniciales, siguiendo una canónica estela que le permitió alardear de la conquista de 20 podios de los 26 posibles. Todo un récord en la época, que le aseguro el título sin mayores esfuerzos. La fusión de la experiencia al volante y una máquina de alto rendimiento superior al resto de la parrilla, resultó en siete campeonatos nacionales durante aquel año.


Al no ser capaces de lastrar su rendimiento ni con los desmesurados incrementos de peso, en 1998 el Audi A4 Super Touring fue expulsado definitivamente de la competición. Audi se retiró a lo grande y una vez más, la FIA quedó en evidencia.


Ante una superioridad incontrolable del A4 Super Touring, los equipos comenzaron a reclamar al comité para que este tomara las medidas pertinentes. La tracción quattro era un arma demasiado letal para una indefensa parrilla de dos ruedas motrices, y la única medida que se podía tomar en contra era lastrar aquel A4 añadiéndole un peso extra. No fue suficiente. En 1996, un A4 que ya cargaba con el hándicap de un mayor peso que el resto de la parrilla, volvía a humillar al resto de participantes. Increíble pero cierto. Ante tal impotencia, y ya procediendo a la desesperada, aún más pesada fue la losa agenciada para el A4 en la temporada de 1997. En esta ocasión, el peso sí hizo estragos sobre el rendimiento de Biela y un A4, que durante todo el campeonato defendieron con sudor y sangre el título, casi cobijándolo en su haber hasta el último momento. Finalmente la copa se fue para Alain Menu y su Renault Laguna, pero a pesar de su lastre Biela consiguió terminar segundo en una temporada vehemente.

1998 no sería el año de Audi en la BTCC. Al no poder competir contra su tecnología, la FIA decidió expulsar definitivamente al modelo de la competición y con gran elegancia, los de Ingolstadt cogieron su pasaporte y se retiraron a lo grande.

 

 Fuente imágenes: wallpaperup.com

También te puede interesar