Home Competición Nardo Ring. Así es el circuito de pruebas más rápido del mundo.

Nardo Ring. Así es el circuito de pruebas más rápido del mundo.

written by Héctor Jáñez 12 abril, 2021
Nardo Ring. Así es el circuito de pruebas más rápido del mundo.

 

Se han escrito ríos de tinta en torno a la mayoría de los escenarios frecuentados por la élite mundial de las carreras, profusos reportajes, e incluso se han rodado minuciosos documentales. Todos conocemos la mística veteranía que envuelve al denominado Infierno verde, Nürburgring Nordschleife. Spa-Francorchamps, también nos ha regalado intensas historias, tanto para bien como para mal, y Monza, ha sido el pináculo de la Fórmula 1 desde tiempos remotos. Estos son escenarios que todos recordamos, por los que nuestra memoria procedimental de fanáticos de las carreras, a menudo retoma recuerdos e historias que siempre prevalecen, y se repiten, una y otra vez.

El porqué de esta reflexión, tiene un nombre. Nardo Ring. Con un diámetro de 12,6 Km, esta pista de pruebas circular fue inaugurada el 1 de julio de 1975 en la región de Apulia, Italia. Y este precisamente no es un circuito que tenga el reconocimiento que debería. Su encargo inicial no era otro que el de servir como centro de pruebas, destinado a las últimas demandas exigidas por la tecnología de vanguardia.

El instigador de este gigantesco anillo de asfalto fue Fiat, cuya directiva eligió esta remota zona ubicada aproximadamente a 50 km del puerto de Tarento. El motivo de este emplazamiento, era el de beneficiarse del característico clima meditarráneo —escasamente lluvioso—  que define la zona sur de los términos italianos. El complejo incluía un circuito de pruebas, tanto para coches como para camiones, y un segundo área delimitada en exclusiva para la ejecución de pruebas dinámicas de automóviles. Siete años después de su inauguración, se incorporó al complejo un nuevo área también destinada a los test dinámicos para camiones. Lo denominaron como Societa Autopiste Sperimentale Nardo, (Asociación de Pistas de Pruebas de Automóviles Nardo).

 

 

A lo largo de los años, este centro de pruebas ha ido sufriendo constantes cambios y ampliaciones. Tanto que, en 1999, ya se habían construido hasta 5.000 metros cuadrados de nuevas instalaciones, que incluían talleres y oficinas que pudiesen satisfacer las paulatinas demandas de los clientes. A partir del siglo XXI, la pista incorpora un nuevo circuito de pruebas con una longitud de 6,2 kilómetros. Este trazado reproducía fielmente algunas de las curvas más trascendentales de Nürburgring Nordschleife. Por otro lado, el gigantesco anillo, visible a miles de metros sobre el cielo, aún es considerado a día de hoy como el trazado más rápido del planeta.

 


La pista fue construida en la región de Apulia, el territorio italiano definido por la forma de tacón de bota.


 

Los 12,6 kilómetros que trazan este círculo perfecto, han visto registrar numerosos récords, entre ellos el del Mercedes-Benz C111-IV de 1979 que sobrepasó la barrera de los 400 Km/h. En la década de los 80, Aerodynamic Research Volkswagen estableció hasta ocho nuevos récords de distinto tipo. En 1982, Porsche, por su parte, rompía un nuevo récord de 24 horas con su revolucionario 928. Se trataba de un modelo subversivo por la aplicación de su propulsor en la parte delantera, que además, era un colosal V8. El coche estuvo rodando durante 24 horas a una velocidad media de 251 Km/h, recorriendo un total de más de 6.000 kilómetros. En 1993, la firma alemana batía su propio récord con un 928 GTS, recorriendo en aquella ocasión 6.377 kilómetros.

 

 

La auténtica peculiaridad que define este anillo es el grado de inclinación de la pendiente, el cual es capaz de compensar notablemente la fuerza centrífuga que se genera a altas velocidades. Por supuesto, cada uno de los cuatro carriles condiciona de forma independiente la prueba, estando éstos planificados sobre grados de inclinación diferentes. Este concepto es muy similar a los 31 grados sobre los que se construyó el célebre trióvalo de Daytona, o incluso a la armoniosa magnificencia que ofrece el circuito de Indianápolis. En el caso de Nardo, la construcción de su anillo es tan perfecta que, al alcanzar la velocidad adecuada, se puede rodar en éste sin necesidad de girar el volante. En mayo de 2012 Porsche se convierte en el nuevo responsable del complejo, con la intención de complementar allí los estudios de investigación realizados en su propio centro de desarrollo en Weissach, Alemania. Así lo atestiguaba Wolfgang Hatz, miembro de la Junta Ejecutiva de Investigación y Desarrollo de Porsche AG. Gracias al susodicho clima, la pista está disponible prácticamente los 365 días del año, lo que facilita las labores de prueba y ahorra un valioso tiempo a las compañías.

La vista aérea de este paraje es cuanto menos extraordinaria. Quizá, desde algunas tomas, pueda incluso evocarnos cierta similitud con los misteriosos agroglifos, tan asociados con el fenómeno Ovni. No cabe duda de que Nardo es un lugar místico, el cual parece haberse dibujado en su propia ubicación desde los tiempos de la creación. Como decía al principio de esta cita, por desgracia, este es un circuito que en nuestros días no recibe el debido reconocimiento. Pero no deja de ser un lugar que merece ser visitado por todo aquel que sienta cierta devoción por el automovilísmo.

 

 

 

 

Imágenes vía: Desconocido.

Contacto: docecilindros@gmail.com

También te puede interesar