Home Clásicos Renault 5 GT Turbo Alain Oreille 1989

Renault 5 GT Turbo Alain Oreille 1989

written by Héctor Jáñez 31 agosto, 2020
Renault 5 GT Turbo Alain Oreille 1989

Concebido para enfrentar al Peugeot 205, el vehículo aquí presente, exento de toda presentación, puede que encabece la lista de vehículos que más ríos de tinta han desatado. A mediados de los años 80, el maestro Gandini consiguió modernizar ingeniosamente el Renault 5. Lo hizo elevando sus trazos a un nivel superior, que conservaba su más puro ADN y sus volúmenes, alcanzando de esta manera un imposible; hacer que un coche europeo que llevaba en el mercado más de una década, volviese a gozar del éxito y del interés suscitado por la pompa de primicia e innovación que empapa a un vehículo completamente nuevo. En mayo de 1985 llega al mercado la versión de 3 puertas, sin duda uno de los puntos promocionales más fuertes, ya que por descuento, sería el patrón utilizado para la ulterior versión deportiva, apellidada Turbo.

Tras cubrirse de un éxito exponencial sobre el terreno mercantil, en 1989, La Régie decide potenciar la repercusión mediática del modelo lanzando una serie limitada de 2.000 piezas, en honor al cenit profesional del piloto francés Alain Oreille. No menos importante era su copiloto, Gilles Thimonier, los dos en conjunto, conquistadores de la Copa FIA de pilotos de coches de producción, lo que venía declarándose como Grupo N. Reconocidas victorias dentro de la categoría, se repartieron en pruebas de vital importancia como el Monte Carlo y San Remo. Pero el momento cumbre de ambos se dio en el Rally Costa de Marfil de 1989, siendo el GT Turbo el primer y único Grupo N que alzó una victoria absoluta en una prueba del Campeonato del Mundo de Rallys.


Aunque presente en categorías menos destacadas, el Renault 5 GT Turbo gozó de una carrera deportiva tan dilatada como la de su predecesor, el Renault 5.


RENAULT-super5-gt-turbo-1900

Renault materializó un distintivo GT Turbo, reconocible a simple vista por el color metalizado Sport Blue 449 —llantas incluidas— utilizado a la postre en modelos como el Clio Williams, el Renault 19 16V o el Renault 21 Quadra. Concretamente, esta limitada partida se basaba en el Fase II, armado con el exótico motor sierra de 1.4 litros y 120 cv. Además de su color, el modelo presumía de algunas distinciones, como el monograma en los pilares de las puertas, su tapicería con motivos de triángulos azules, una luz supletoria en la guantera, y una moldura que atravesaba la parte inferior de su portón trasero. La exigua tirada del modelo fue ensamblada en su totalidad en la planta belga de Haaren, bajo el código H. En la actualidad, si los GT Turbo tradicionales ya están acariciando unas cifras ya considerables, estas unidades pueden dispararse hasta un 30% por encima de estos homólogos comunes.

También te puede interesar