Home Competición Peugeot 406 Supertouring. STW versus BTCC.

Peugeot 406 Supertouring. STW versus BTCC.

written by Héctor Jáñez 24 octubre, 2019
Peugeot 406 Supertouring. STW versus BTCC.

Hay que ver la gran atmósfera que se crea cuando uno se implica en una buena conversación sobre superturismos. Más aún cuando esta se ciñe a la era dorada de aquella disciplina, que si bien cuajó una etapa de vital importancia en los anales de la competición, a día de hoy sigue captando un buen número de adeptos, algunos de ellos jóvenes taciturnos de no haber podido disfrutar de aquel periodo a tiempo real. Muchos fueron los coches que protagonizaron la heterogeneidad del supertouring, recorriendo cada rincón del planeta, desde el país del sol naciente hasta la basta cultura oceánica, sembrando por toda Europa y desembarcando en Las Americas. Fabricantes de todas partes contaban con uno de sus modelos adaptados al superturismo y algunos, como es el caso que nos ocupa, se enfundaron de un carisma peculiarmente llamativo. El Peugeot 406 es uno de aquellos vehículos que marcó un antes y un después en el itinerario de esta disciplina.

autowp.ru_peugeot_406_gtcc2_2

En torno al prolifero sedan francés, nato de la mitad de los 90, se conciliaron un buen puñado de versiones de carreras. La mayoría fueron cocinadas por equipos privados los cuales llevaban sus prácticas al margen de Peugeot Sport, algo que por contrapuesto, suponía recibir las actualizaciones mecánicas más recientes hasta tres meses después de lo que lo hacía un equipo oficial. Las unidades más conocidas por los aficionados son las del equipo ESSO Peugeot destinadas al campeonato alemán, más conocido como STW, y las denominadas vulgarmente como ULTRON, las cuales fueron destinadas a territorio británico en aras de la popular BTCC. Aunque posteriormente a estas últimas se les asignaron breves incursiones por suelo australiano, los Peugeot 406 ULTRON estuvieron involucrados en una serie de antagonismos que aquí vamos a tratar. 


Durante la celebración de distintas contiendas desarrolladas a lo largo de los años 90, hubo una notable diferencia de resultados entre los más célebres Peugeot 406.


DLEDMV-2K19-Peugeot-406-Touring-Car-017

La controversia llegaba de la mano del éxito del 406 en el campeonato alemán, un triunfó que además se benefició del taquillero largometraje galo titulado Taxi. Todos recordamos las peripecias de Daniel a bordo de su excéntrico 406 versión taxi. El caso es que mientras Laurent Aïello conseguía alzar el título alemán de 1997, los ULTRON no terminaban de cuajar resultados en los circuitos británicos. Y no solo eso. Consecutivamente, los Peugeot alemanes insistieron en su estela de orden competitivo, ocupando como hábito las primeras posiciones de las parrillas y acopiando un buen número de podios. Pero si en teoría se trataba del mismo coche, ¿cual era el enigma de aquella significativa desigualdad entre Alemania y Reino Unido?


Uno de los principales detonantes estuvo en la relación con Peugeot Sport.


Tras unos cuantos sondeos en la red, algunas de las referencias que se dejan entrever, parten en principio del kit aerodinámico. Mientras que los escenarios alemanes eran más dinámicos en lo que al trazado de alta velocidad se refiere, el Reino Unido había esculpido contornos más arduos para los que quizá se requería un planteamiento aerodinámico más estudiado.

b3d7675d10138a78c7e1becef9391266-700

Aparte de los factores dinámicos, las manos que trataron el mecanizado del turismo tuvieron fuertes influencias en la conducta del mismo. En principio los bloques británicos vinieron tratados por Richard Longman y a la postre, por Mountune IIRC. Mientras, en Alemania, se trataba de tú a tú con Peugeot Sport. 

Alta confidencialidad: Al contrario que otras firmas como Audi o BMW, no había ni trato ni difusión alguna entre alemanes y británicos. Todas las especificaciones se mantenían estrictamente en secreto.

A nivel bastidor, y aunque después de tantos años no haya una fuente veraz que lo constate, se suele apostillar sobre el uso de una suspensión más desarrollada en las unidades destinadas al campeonato alemán, la cual en UK, según el reglamento, no sería permitida. El éxito de aquella configuración se le atribuye al ingeniero Ludo Lacroix, quien dirigió la montura de Aïello durante su exitosa temporada, y quien posteriormente trasladó dichas revelaciones a Nissan a través de RML. Al final, los presupuestos y la foránea asistencia oficial de la propia división Peugeot Sport fueron detonantes. Los británicos, con un presupuesto más limitado y un suministro de material lastrado por muchísimas más prórrogas, siempre se hallaban por detrás.

69d98546a40563cfa1f3d074c4510498


Durante la temporada 97 de la STW, Laurent Aïello y su 406 conseguían conquistar 11 carreras de las 20 disputadas.


El desenlace entre ambas versiones se resume en tres factores vitales:

Los Peugeot 406 alemanes estuvieron en plena sintonía con la gente de Peugeot Sport, lo que les permitió contar tanto con un suministro de material mucho más diligente, como con las novicias especificaciones a tiempo real. La gente de Peugeot UK, en ningún momento contó con ningún apoyo  oficial por parte de los franceses.

Presupuesto. La cartera de los alemanes estuvo mucho más labrada que la de los británicos, factor que a estos últimos, les hubiera servido como aliciente para enfrentar la disparidad que les procuraba la falta de contactos oficiales.

El escenario. Al parecer, el kit aerodinámico fue diseñado en aras de los trazados alemanes, con mayor amplitud y velocidad, siendo el Reino Unido un tablado casualmente más arduo en cuanto a trayectorias, sin olvidarnos de la habitual fatiga de su temporal.

Derivado: Las malas lenguas advierten de que el bloque XU10J4X del 406 STW, era un derivado directo del equipado en el 306 Maxi.

 

 

Especial agradecimiento a la gente del foro tentenths.com, que a través de muchos detalles y más información han hecho posible este artículo.

También te puede interesar