Home Actualidad Opulencia en estado puro. BRABUS 900 G65.

Opulencia en estado puro. BRABUS 900 G65.

written by Héctor Jáñez 18 diciembre, 2017

Vamos a evitar los miramientos. Si a tu cuenta corriente le molestan 666.000 euros, este es tu coche. Coche o monstruo, según se mire, porque la imponente figura negra que ves presidiendo este artículo, es probablemente lo más bestia que verás hoy. BRABUS no se anda con chiquitas, y esta unidad que produjo hace unos meses es parte de una limitada tirada que se reduce a 10 unidades. Por ello, su precio estratosférico, está solo al alcance de unos pocos mortales.

Brabus-900-G65-AMG-2El 900 G65 AMG es sin duda el 12 cilindros off road más potente del mercado actual. En una época dominada por el SUV, a diferencia de estos, esta atemporal black box sí que dispone de las capacidades necesarias para dominar todos los terrenos a los que se le someta. Su motor twin turbo de 12 cilindros en V, arroja 900 cv de potencia junto a un bestial par de 1.500 Nm, se dice pronto. El 6.0 litros incrementó su cilindrada hasta los 6.3, y fue dotado con un remozado sistema de escape que invoca el canto celestial del Dios de los 12 cilindros. Sus pistones forjados y las modificaciones en su compresor, complementan esta orquesta sinfónica.


Es un auténtico 4×4 con cifras de superdeportivo. Logra un 0 a 100 Km/h en solo 3,9 segundos y una velocidad punta de 270 Km/h.


Opulencia en estado puro. Si la Clase G ya es todo un vehículo que se imanta con las altas esferas, BRABUS lleva el modelo un paso más allá. Los atributos de su carrocería se hacen notar rápido, no solo de forma visual, si no en una receta cuyos ingredientes principales son la fibra de carbono y el aluminio. Detalles como el enorme capó modificado con una gran toma que proporciona un soplo de aire extra al hambriento V12, se hacen notar nada más ponerle el ojo encima.

Brabus-900-G65-AMG-3El amenazador kit aerodinámico llegaba acompañado con unas llantas Platinum Edition de 23 pulgadas, un complemento que esconde nuevo equipo de frenos y una suspensión electrónica regulable. El lujo y el espacio también se apoderan de un interior que, como corresponde a las altas esferas de la vanguardia, equipa todos los sistemas de infoentretenimiento y comodidades posibles. El límite de la opulencia no está presente, si bien su techo estrellado hace un claro guiño a la técnica de hebras de fibra óptica utilizada por Rolls Royce para reproducir las constelaciones favoritas del cliente en el techo de sus coches.

Esta será probablemente la última actualización del mítico todoterreno alemán antes de que haga aparición una nueva generación a lo largo del próximo 2018. Es sin duda una de las más potentes y exclusivas versiones que componen la extensa historia del 4×4, y por ello, su importancia.

También te puede interesar