Home Clásicos Nunca un segundo puesto eclipsó tanto al campeón. Mercedes 300 SEL 2.8 AMG. 24 horas de Spa-Francorchamps 1971.