Home Relacionados Hablemos de cine: 10+1 películas de coches con las que disfrutar este verano.

Hablemos de cine: 10+1 películas de coches con las que disfrutar este verano.

written by Héctor Jáñez 27 julio, 2017
Hablemos de cine: 10+1 películas de coches con las que disfrutar este verano.

Por Héctor Shavershian.

El cine y los coches, que gran combinación. A lo largo de la historia, los coches han estado ligados al arte de la cinematografía de forma inamovible, un detalle doblemente satisfactorio para los grandes entusiastas de ambas disciplinas, colectivo en el que me incluyo. Muchas personas, con motivo de las vacaciones de verano, aprovechan para descansar y relajarse, y que mejor forma de hacerlo, que con una buena sesión de cine motorizado durante las soporíferas y calenturientas tardes de domingo. Hoy os dejo la primera parte de una serie de post en los que daremos un repaso a los mejores rodajes motorizados.

1) Mad Max: Furia en la carretera 2015.

La trilogía de Mad Max fue durante muchos años la biblia de las películas de coches. Es más, que este primer punto sirva de precedente para recomendaros visionar la trilogía original antes de poneros con esta última entrega contemporánea. Basada en una distopía y con un limitado presupuesto de 350.000 dólares, en 1979 este largometraje australiano consiguió recaudar la friolera de 100 millones de dólares. Su inestimable éxito llevo a su director, George Miller, a producir dos secuelas. En 1981 se estrenaba Mad Max 2 (El guerrero de la carretera) y en 1985 se cerraría la trilogía con Mad Max 3 (Más allá de la cúpula del trueno) con la aparición estelar de Tina Turner.

3033642-poster-p-1-first-look-mad-max

En 2015 se presentaba Mad Max: Furia en la carretera, la cuarta de la saga. Basada en un futuro posapocalíptico, su ambientación, desarrollo y sus efectos, personalmente me parecieron sensacionales. Nominada a diez Premios Óscar, desde el principio engancha a través de una esencia claramente empapada de gasolina. La tensión que se forja en su guión no da tregua durante ningún momento del largometraje, y el desenlace final es en mi opinión muy correcto. Altamente recomendable.

2) Días de Trueno. Days Of Thunder 1990.

Si te gusta la NASCAR esta es sin duda tu película. Un zagal Tom Cruise interpreta a Cole Trickle, un piloto novato que decide involucrarse profesionalmente en la categoría reina de la NASCAR. Talentoso pero inexperto, Cole Trickle comienza a tener algunas diferencias con su jefe de equipo, lo que desemboca en una serie de acontecimientos sobre los circuitos. Muy buena ambientación y puesta en escena de cara a la competición. Las representaciones de las carreras, sublimes. Para mí un 10.

2EWu3QnWuYzOIGLtdaxVfCI0c3Z

3) Death Proof 2007.

La pura y excéntrica magia de Tarantino plasmada en otro de sus tradicionales largometrajes. Presume de un excelente matiz vintage que se exagera hasta el extremo de utilizar una deficiente producción como aliciente ambientativo. Solo Quentin es capaz de hacer genialidades de este tipo y lograr consumar originalidad.

Tarantino eligió a su inseparable compañero y actor, Kurt Russell, para interpretar a un psicópata especialista de cine, que trabaja como doble en escenas de persecuciones. Este extraño personaje se dedica a acosar a chicas jóvenes para luego darles una muerte un tanto peculiar. La película hace un claro guiño al subgénero slasher y a la época de los muscle cars que reino durante los 60. Es Tarantino, o lo odias o te encanta. Por supuesto soy de los segundos.

Dproof3

4) Punto límite cero: Vanishing Point 1971.

El clásico llanero solitario que tras una vida de excesos y fracasos, termina aislado en su introvertido mundo delictivo. La diferencia es que este lone ranger no porta un fornido caballo blanco, si no un Dodge Challenger R/T de 1970 con motor Magnum 440. Precisamente el actor Barry Newman se daba a conocer por su excelente interpretación de Kowalski, el forajido motorizado que trata de recorrer una distancia de 1.200 millas (unos 1.900 kilómetros) para entregar aquel inmaculado Dodge Challenger blanco en menos de 24 horas. Como es lógico, el esplendor del Challenger no dura demasiado y las polvorientas carreteras por las que Kowalski va atravesando los diferentes estados norteamericanos, están plagadas de idiosincrasias. Sirenas policiales, barreras, drogas, pinchazos y algún que otro “pique”, conforman un clásico indispensable si te gustan los coches y el cine. Una leyenda.

VANISHING-POINT-7

5) Cars 2006.

Con el reciente estreno de la tercera entrega de la saga, se vuelven a reavivar estas películas de animación. Os puedo asegurar que aunque pensemos que de primeras puedan parecer ligeramente infantiles para según que edades, las películas se caracterizan por una fantástica historia con un trasfondo muy singular. Algunos de los personajes hacen referencia a celebridades del mundo real, como Strip Weathers, un Plymouth Superbird azul que representa a la leyenda viviente de la NASCAR Richard Petty. Muy entretenida, con muchos detalles significativos que conciernen al mundo del automóvil, evidentemente, y con gran cantidad de modelos reales representados bajo la entelequia de la historia. Se te harán cortísimas.

CARS 2

6) Gone in 60 seconds: 60 Segundos 1974.

Viendo la fecha al final del titular es obvio que no me refiero a aquel remake mediocre de principios de los 2000, protagonizado por Angelina Jolie. Olvídate de esa parodia y hablemos de la historia original. Este posiblemente sea el largometraje que contenga la persecución más larga de la historia del cine. Nada menos que 40 minutos de pura y dura adrenalina al volante, en una persecución que abarca casi la mitad del largometraje. Y no una persecución cualquiera..

Un grupo organizado de ladrones de coches necesita reunir una lista, aparentemente compuesta de insignificantes nombres femeninos. Nadie sabe que esos nombres solo son los alias de algunos de los modelos más exóticos del parking automovilístico mundial. Aquel atractivo Ford Mustang Mach 1 de color amarillo, (el auténtico Eleonor) consiguió poner patas arriba a media ciudad y destrozar un gran número de vehículos civiles y policiales. Película obligatoria, sí o sí.

1305-gone-in-60-seconds-1973-ford-mustang-movie-scene

7) Initial D 2005.

Indudablemente, Japón es otra de las grandes cunas del motor mundial, y como no, los largometrajes sobre su cultura automovilística están a la orden del día. Este en concreto, es derivado de un Manga japonés escrito e ilustrado por Shuichi Shigeno. Tras lograr una gran aceptación entre el público nacional, en 1995 Avex lo adaptó a una serie Anime que posteriormente derivó a una película de imagen real, producida por Avex y Media Asia.

Haciendo referencia a los orígenes del Drift, la historia se centra en la vida de Takumi Fujiwara, un joven estudiante que durante su tiempo libre realiza trabajos de repartidor para el pequeño negocio de su padre. Los repartos de Takumi no se realizan en los frecuentes mini-trucks o en las moto-carro. Su padre le transfiere un flamante Toyota AE86 previamente modificado, mediante el cual, las exigencias en el tiempo del reparto cada vez son más intensas. Las imposiciones del padre de Takumi, un expiloto de la zona muy reconocido, terminan por procurarle a Takumi una experiencia inimitable al volante. Fantástica para todo amante del motor japonés. Tiene de todo.

maxresdefault (1)

8) Duel: El diablo sobre ruedas 1971.

Soy de los que creen que Steven Spielberg hizo grandes cosas antes de coronarse como uno de los directores y guionistas más reconocidos de la industria cinematográfica. Esta película es una de esas cosas. La sencillez de su guión no justifica ni mucho menos que sea un film aburrido. Esta pintoresca historia es más bien un clásico del cine: el típico hombre de negocios tranquilo y de conducción precisa, que se ve obligado a rebasar todos los límites tras toparse con un psicópata a los mandos de un gigantesco camión diésel que corre como un demonio. Intenso y peculiar, a su favor diremos que durante la época de su lanzamiento aquel argumento aún no estaba tan sobado. En definitiva, es una película que transcurre íntegramente en las carreteras, contiene choques, derrapes, frenazos y muchos trompos. Todo lo que necesitamos los quemados. ¿Para qué más?

duel5

9) Smokey and the Bandit: Los Caraduras 1977.

¿Quien no ha admirado a Burt Reynolds durante su infancia? Para mí, sin duda, el predecesor de Michael Knight. Nervios de acero al volante, siempre al borde del peligro, muy mujeriego y por supuesto, siempre a bordo de un Trans AM negro con motor V8. Las similitudes son aplastantes.

Las carreteras y las leyes federales vuelven a ser los protagonistas de este film. ¿La carga a transportar? Un gran trailer de cerveza Coors con destino al este del río Mississippi. El problema es que las regulaciones estatales de impuestos de la época, desvirtuaban el concepto de transporte hasta el de contrabando. Imaginaos: Bandido y su Trans AM perseguidos por los Sherriff y departamentos de varios estados, mientras hace de señuelo, para que su compañero, el Hombre de Nieve, pilotara plácidamente hasta su destino el gigantesco Kenworth cargado hasta atrás de pura cebada yankee. ¡Es genial!

los-caraduras

10) Drive 2011.

Interesante, sorpresiva y con una banda sonora de ensueño. Soy de admirar las películas que son raras y anodinas para el resto de mortales, y esta, es una de ellas. El drama es el principal sustento de su guión y ciertos matices de cine negro conforman una mezcla muy intensa. El protagonista es un conductor con unas notables habilidades al volante, que durante el día trabaja como mecánico y ocasionalmente como especialista en escenas de riesgo. Frío como el hielo e inexpresivo ante el mundo que le rodea, los problemas comienzan cuando su nueva vecina irrumpe en la cúpula de aislamiento social del conductor. Muy entretenida si te metes en el papel, y las escenas al volante son muy generosas.

kKySyrx

10+1) Bullit 1968.

San Francisco y sus enormes cuestas, Lombard Street, el sonido virgen de un Mustang y Steve McQueen haciendo doble embrague. Podría terminar el artículo sin necesidad de más pormenores, pero he de decir que este film es fundamental en toda colección. La fragancia de su espectacular montaje y de aquel Mustang GT-390 color verde militar, es sublime. Y si añadimos a dos asesinos a sueldo llevándose por delante a toda la Bahía de San Francisco a bordo de un Dodge Charger R/T negro, ¿que más se puede pedir? La repercusión de la película fue tal, que Ford lanzó una edición limitada de un Mustang GT de color verde militar, denominado Bullit. Sublime.

cwadjqbzocv2v8qmke7a

Continuará..

 

 

 

 

También te puede interesar