Home Actualidad Holden nos regala su último Adiós. El Commodore más bestia de las historia cerrará una etapa.

Holden nos regala su último Adiós. El Commodore más bestia de las historia cerrará una etapa.

written by Héctor Jáñez 21 febrero, 2017
Holden nos regala su último Adiós. El Commodore más bestia de las historia cerrará una etapa.

Por Héctor Shavershian.

 

El fin de Holden está próximo. El 20 de octubre de 2017 se dará el cese de producción definitivo de la marca en Australia. Las estanterías vacías, los archivadores huecos y el eco que comienza a chocar por las baldías salas de producción, es un presagio de lo que podría convertirse en cuestión de meses la sede de la marca en Puerto de Melbourne. Es difícil disimular el mal sabor de boca que produce una noticia como esta, pero incluso en su lecho de muerte algunas personas saben como endulzar las desventuras. Holden no se despide sin más. Su división Holden Special Vehicles, recientemente ha presentado su último aliento de vida para ofrecernos modelos que cerraran su etapa productiva haciendo mucho ruido. Y nunca mejor dicho. Denominado por la división como GTSR W1, supera los 600 cv de potencia y dará que hablar por mucho tiempo..

holden-hsv-gtsr-w1-1

El aspecto ya nos dice mucho. Su mirada desafiante rodeada de tomas de aire, conjuntan su agresividad con unos pasos de rueda ensanchados que alojan armónicamente a unas llantas específicas de aleación ligera con 20 pulgadas. El calzado también es de lujo. Unos semi-slicks Pirelli P Zero Trofeo R, son los encargados de mantener lo más pegado posible al asfalto a este león australiano. La fibra de carbono se hace notar en diferentes partes para concluir una carrocería que incluso estrena emblemas específicos. Es el Holden más bestia que se ha creado hasta la fecha. Pero la división HSV no solo ha procurado un aspecto amenazador. En su interior, el Commodore más terrible visto, proyecta energía llegada desde el atlántico norte. Abrimos el capó y nos encontramos uno de los clásicos motores armados que se distribuyen en Norteamérica para proyectos de envergadura. El LS9 del Chevrolet Corvette ZR1 parece que ha hecho buenas migas con el Holden.

Es el corazón del último ZR1. Un V8 de 6.2 litros, 644 cv y 815 Nm de par máximo a tan solo 3.900 rpm. Incluso con un peso poco generoso, consigue un 0 a 100 Km/h en tan sólo 4,2 segundos.

holden-hsv-gtsr-w1-3

Es obvio. Este V8 debía ir sobrealimentado. Lo hace a través de un compresor Eaton que ayuda a procurar una gran cantidad de par a muy pocas revoluciones. Como era de esperar en un conjunto de este tipo, toda la potencia va dirigida al tren trasero, y lo hace a través de una caja de cambios manual Tremec TR6060 de seis velocidades que ayuda a exprimir al máximo la capacidad del LS9 mediante relaciones cerradas.

Además de todas las mejoras en su coeficiente de resistencia aerodinámica a través de los nuevos paragolpes, splitters, alerón y difusor trasero, el Commodore incorpora una suspensión SupaShock, un autoblocante y la guinda del pastel; un equipo de frenos con discos de 410 mm en el eje delantero arropados por unas pinzas de seis pistones firmadas por AP Racing.

Nada es gratis, y por tanto todo el equipo mencionado además de un propulsor que quita el hipo a través de música hipnótica, tienen un coste. El GTSR W1 es el Commodore más bestial de las historia, pero también es el más caro. La compañía ha tasado su precio en 169.900 dólares australianos, lo que al cambio vienen siendo unos 124.000 euros. Y por si te ha parecido un precio excesivo, te dejo un último aliciente: Sólo se fabricarán 300 unidades.

2560_3000

Sé lo que estarás pensando. Puede que sigas dándole vueltas al desorbitado precio del GTSR W1.. Pero por otro lado, Holden también ha querido homenajear a su pick up ofreciendo una versión más accesible que se denomina GTSR a secas.

No te asustes, en este caso también incorpora un V8 de 6.2 litros, y también va sobrealimentado mediante compresor. La diferencia se encuentra en la potencia final, ya que está versión ofrece 583 cv y 740 Nm. Creo que algo más que suficiente para los más conformistas como yo.

Si no te gusta la idea de poseer un pick up de 583 cv, también puedes optar a esta motorización más “discreta” en la berlina de 5 metros.

2560_3000-1

Su aspecto exterior consta del mismo kit deportivo y llantas de 20 pulgadas. Las diferencias están cuando destripamos su mecánica. En esta motorización además de su fantástica caja de cambios manual Tremec TR6060, tendremos la opción de optar por un cambio automático de seis velocidades que se ofrecerá con control secuencial a través de levas en el volante. Mantendrá su destacado equipo de frenos, y en esta ocasión una suspensión Magnetic Ride Control. Sus interiores también se devalúan, por lo que nos queda un precio final de 109.000 dólares, que al cambio serán 77.000 euros en la versión berlina. Por otro lado, el Maloo pick up se ofrece por unos 97.000 dólares equivalentes a unos 68.000 euros.

Tanto el Commodore como el Maloo son vehículos superfluos si hablamos de las necesidades de un coche, pero a su vez tienen ese carisma especial que sin duda desata las pasiones de todos los amantes de la combustión. Quizás el Maloo por su rareza y exclusividad nos transporte a las épocas doradas de los Chevrolet El Camino y los Ford Ranchero. Es algo tan loco e innecesario que realmente apasiona la idea de poseer uno.

Gracias Holden por pensar en vuestros clientes hasta el último momento y despediros a lo grande.

 

También te puede interesar