Home Actualidad 8 razones por las que no invertir en modificaciones para tu vehículo.

8 razones por las que no invertir en modificaciones para tu vehículo.

written by Héctor Jáñez 4 octubre, 2017
8 razones por las que no invertir en modificaciones para tu vehículo.

Por Héctor Shavershian.

Por mi garaje han pasado multitud de coches. Familiares, sedanes, coupés y algún que otro compacto. Algunos de ellos tenían potencial, ya sabéis; coches tanto divertidos como infuncionales, y otros de ellos.. Digamos que he tenido otros más modestos. De aquellos cuyo target va dirigido al padre de familia tranquilo y propenso a la conducción tediosa. El caso es que con el paso de los años he podido disfrutar de las distintas experiencias que ofrece la adaptación de cada tipo de vehículo al día a día, y llegados a este punto hay algo, que tras años de experiencia por fin he conseguido unificar entre los distintos segmentos en los que se divide el mercado. Un concepto que, no sólo nos sitúa en una posición más favorable económicamente, si no que también lo hace con la vida útil de nuestros vehículos y con el desarrollo del día a día. Mantener tu vehículo tal y como el fabricante lo trajo al mundo. De eso se trata. Hoy quiero exponeros el por qué lo más razonable y asequible es conducir un coche de fábrica, mediante unas pautas que, por supuesto, están sujetas a mis opiniones y experiencias personales.

1- El valor de tu coche no incrementará a pesar de todo el material que le añadas.

Kosten für Auto. Mit Taschenrechner

Este es un punto en el que creo que hay bastante confusión por parte de los usuarios, y es que, en muchas ocasiones tenemos tendencia a pensar que nuestro coche elevará su valor de mercado a costa de añadirle ciertos “extras” por nuestra cuenta.

El valor venal o valor de mercado de un vehículo es inamovible, y se guía por unos principios sólidos. Otra cuestión es que en la póliza de tu seguro figure que has añadido unas llantas con valor de 3.000 euros, y este te las deje a buen resguardo, por supuesto, a costa de un incremento en tu recibo anual o trimestral. Sin embargo, a la hora de tasar o valorar un coche, en realidad, a nadie le importará la inversión de ese dinero, ya que el modelo, y sobre todo la fecha de matriculación del coche, son los factores que realmente ajustan el precio final. Eso sí, cada uno puede tasar su coche con el precio que le venga en gana, y que alguien pique el anzuelo sólo es cuestión de suerte, no de leyes de mercado. Otra cosa bien distinta es cuando se habla de un vehículo que salió de fábrica con todos los extras posibles. En este caso, tendrá un valor añadido con respecto a un modelo más básico.

En definitiva, toda inversión innecesaria  — tanto estética, como mecánica — en nuestro vehículo de uso diario, no sólo no incrementará su precio, si no que causará una perdida sustancial en nuestra cuenta bancaria. Un dinero que no recuperaremos en la mayoría de los casos.

2- Si tu coche tiene 15 años o más, la perdida de dinero es aún más significativa.

Volkswagen-Golf-GTI-7-Volkswagen-Golf-GTI-I

Este punto está muy relacionado con el anterior, pero digamos que el concepto se multiplica, puesto que a mayores estamos invirtiendo nuestro dinero en un coche “obsoleto”, en el cual, en muchas ocasiones se duplica la inversión con respecto al valor real del vehículo. ¿Realmente merece la pena invertir dinero en un turismo habitual que carga con 20 años a sus espaldas? Sabemos que los coches de cierta edad tienden a sufrir algunos achaques, y precisamente no de los baratos, por eso, hay que tener en cuenta que si hoy te gastas 1.000 euros en hacerle cierta modificación superflua, y en la mayoría de los casos innecesaria, es posible que mañana el coche sufra una avería grave, condenado la inversión de aquellos jugosos 1.000 €. Y por supuesto, hay que tener muy en cuenta las tasaciones de los desguaces, los cuales, tasarán tu vehículo en base a sus años, tenga llantas de oro macizo o las tenga de hojalata.

Con todo lo dicho, no podemos especular en demasía a la hora de vender un vehículo, ya que si en unidades teóricamente modernas los extras o modificaciones añadidas son datos prácticamente no evaluados, en coches con dos décadas o más es inviable pretender que se tengan en cuenta.

3- ¿Realmente vas a disfrutar todas esas modificaciones haciendo un uso prácticamente urbano?

Europa-irá-prohibiendo-gradualmente-los-coches-contaminantes-en-ciudad

¿Donde vives? ¿Por donde te mueves? ¿Que uso frecuente le das a tu coche? Son preguntas fundamentales cuando las ideas de inversión comienzan a pasarle a uno por la cabeza. He visto realizar sustanciales inversiones de dinero en vehículos que prácticamente sólo circulan por suelo urbano, y este, es otro punto en el que quiero hacer especial hincapié. Muchas veces, nos decantamos por adquirir un nuevo sistema de escape con sus colectores, su supresor etcétera. Pero una vez realizada la modificación — yo al menos — me percato de que únicamente voy haciendo ruido por la calle sin más preámbulos. No obstante, en muchos de los casos ni siquiera se disfruta el escaso o prácticamente nulo rendimiento que otorga tal modificación, circulando por suelo urbano. Sentir la teórica diferencia de prestaciones es una utopía, ya que aparte, el límite establecido para las vías urbanas es de 50Km/h y rara vez se puede engranar la cuarta velocidad. Aquí es donde aparece el embustero efecto placebo. Y ojo, estoy muy a favor de que la sonoridad de nuestro motor es muy importante, siempre y cuando esta sea buena, por supuesto. Soy el primero al que le pierde un buen sistema de escape, ¿pero realmente merece la pena costeárselo para darle tal uso, y a mayores buscar problemas con las autoridades y las inspecciones técnicas? ¿O en caso contrario, pegarle otro palo a nuestra nómina para pagar las cantidades desorbitadas y fuera de lugar de las homologaciones? Mi respuesta es rotundamente no.

4- El coste de las homologaciónes y los problemas con la inspección técnica de vehículos.

dscn5634

Volvemos a enlazar este punto con el anterior, ya que muchas de las veces que hacemos modificaciones en nuestros vehículos, siendo conscientes de que estas no son legales y de que nos pueden causar problemas. Por supuesto, cada uno es libre y conoce su situación personal, pero yo, hoy aquí, expongo a modo de interrogante: ¿realmente estamos dispuestos a asumir las multas y consecuencias que conlleva una modificación en nuestro vehículo, y que en la mayoría de los casos no sirve absolutamente para nada o simplemente es estética? Y lo que es más importante, muchos seguros, se lavan las manos en caso de haber un atestado si alguno de los vehículos involucrados no tienen la ITV en vigor o si sus modificaciones no están legalizadas. Ahí es cuando realmente podemos tener un problema. Por no hablar de la incomodidad de un coche de uso diario con ciertas especificaciones, en ciudades con calles y pavimentos como los de España. Creerme cuando digo que es por experiencia propia.

5- En la mayoría de los casos las prestaciones conseguidas no son rentables ni significativas.

122

Si antes os hablaba sobre las pocas modificaciones que son verdaderamente apreciables en suelo urbano, circulando a 50Km/h, ahora nos centraremos en las modificaciones que muchas veces creemos que serán notorias, pero que en realidad no son más que utópicas.


Hay que tener en cuenta que tu coche es un utilitario para el día a día, y su función es la de realizar el transporte de la manera más eficiente y económica posible. Gran parte de las modificaciones que le hagas le están restando sus principales propiedades de uso.


Digamos que yo tengo un 2,0 litros 16 válvulas y decido modificarlo, cambiando toda la línea de escape original por una directa, así como la instalación del típico cónico, pero sin el resto de la admisión y la situación adecuados. ¿Realmente obtenemos una ganancia sustancial de potencia? Aunque ahora no vamos a entrar en los temas de retenciones y gestiones de inyección que se asocian con estas modificaciones, tengo que decir que no se gana absolutamente nada más que cierto sonido — bastante cuestionable, por cierto — y problemas. En este punto, sí que realmente podría afirmar que el dinero es malgastado completamente. Eso sí, si lo que quieres es que todos te miren y que tus vecinos se enteren de cuando te vas y de cuando llegas a casa, has hecho diana, pero ojo, eso no implica que conduzcas un pepino.

6- Ten claras tus prioridades y tu economía.

immobiliendarlehen zinsen

Llegamos a un punto bastante personal, y lo digo porque soy el primero que defiende el respeto por las decisiones y la vida que elije cada uno. Nadie es quien para cuestionar las inversiones de las personas, pero creo en la afirmación de que hay que tener muy claras nuestras prioridades. El mundo del motor es fascinante, y muchas veces, personalmente, me gustaría tener otro set de llantas o el último kit de carrocería deportivo de la marca. La cuestión es, que con la situación general del país mi economía actual no me lo permite. O quizás podría permitírmelo, puede, pero tendría que renunciar a otras cosas verdaderamente más importantes que mi coche. ¿Por qué digo esto? Pues simple y llanamente, porque cada vez son más los casos de usuarios que adquieren coches de lujo, con elevados costes de mantenimiento, para que cada final de mes se convierta en un infierno. Por no hablar de aquel que sólo puede mantenerlo un par de días a la semana. ¿Realmente, merece la pena vivir así por un capricho? Cada uno decide, y aquí es donde entran en escena las prioridades y el sentido común. Si mañana tengo que costear la distribución del coche, el embrague, o incluso abonar una factura al margen del coche, estos no son procesos precisamente baratos, con lo cual, es mejor estar prevenido. Si además tenemos una economía discreta como la mayoría de ciudadanos de la actualidad, el no derrochar en modificaciones innecesarias que, realmente no aportan a la vida útil de nuestro vehículo y que además, nos suponen grandes costes no equiparables con su eficiencia, será un seguro para el futuro de nuestra economía personal.

7- La demanda a día de hoy a cambiado. Los coches que más se cotizan son los que están de fábrica.

volkswagen-golf-gti-2010-514155

newsnthumb5

Cierto es que, hace varios años, los coches preparados o con algunos extras adicionales quizás entraban más en las prioridades de un porcentaje considerable de usuarios, mayormente entre un público joven. En la actualidad la cosa ha cambiado. A día de hoy son los vehículos estándar, es decir, coches que se presenten tal y como salieron de fábrica, los que acaparan toda la atención del comprador, o al menos de la gran mayoría. Yo personalmente, con cierta experiencia y conocimientos del sector, desecho automáticamente todos los anuncios donde aparezcan vehículos modificados. Bien sean llantas, suspensiones, paragolpes, o esos clichés estéticos que todos ya conocemos. No todo es malo, cierto. En muchos casos algunas modificaciones son atractivas, llegando incluso a favorecer ciertos aspectos del vehículo. Pero al final la evidencia es que tu coche siempre dispondrá de más demanda y ofrecerá más confianza a la hora de darle salida si luce estrictamente de serie. Si no, preguntaros una cosa con total franqueza: ¿Cual de los dos Golf GTI de la parte superior compraríais con más seguridad?

8- Perdidas de garantía.

bmw-3-anos-garantia-mascoche_01

Último punto y no por ello menos importante. No será la primera ni la última vez que un usuario que adquiere un coche nuevo y modifica su suspensión o el sistema de escape, al llegar al taller oficial le comunican que su garantía queda invalidada por manipulación y sustitución indebida de partes del fabricante. Hay que conocer especialmente este dato, ya que mucha gente luego muestra incredulidad ante las consecuencias, culpando al concesionario o incluso a la marca.

Haber constatado personalmente la exposición de cada uno de estos puntos en la vida real, en el día a día, me ha ayudado a tener una visión del mundo del automóvil mucho más rica y satisfactoria. Por supuesto, habrá quien se sienta identificado y quien discrepe de ciertas partes, pero la cuestión es que todos debemos ajustarnos a nuestras decisiones y ser feliz con ellas. Eso es lo más significativo.

También te puede interesar